Los Mejores Sitios para Comprar en Nueva York

Nueva York paraíso de las compras

En la Gran Manzana, las principales calles comerciales son la Quinta Avenida y Madison, una oportunidad para perderse entre escaparates y gentes de todo el planeta. Aquí hay de todo, para todos y se vende al mejor precio.

Nueva York es el paraíso de las rebajas, sobre todo en aparatos eléctricos, libros, discos, artículos de fotografía, perfumes y cosméticos, ropa informal y deportiva y moda de alto diseño. Hay dos grandes ‘instituciones’ que no debes perderte: los grandes almacenes y las tiendas de descuentos (Outlets y Discount Stores), que son un conjunto de pequeñas tiendas donde los fabricantes venden directamente sus productos.

Grandes o pequeñas, franquicias o negocios familiares, en las tiendas de NY se puede encontrar de todo.

Columbus Avenue es una de las calles más recomendables para comprar como compran los neoyorquinos, en su barrio y lejos de las marcas clónicas que se pueden encontrar en casi todas las ciudades del mundo. En sus mercadillos callejeros o en sus tienditas se encuentran tesoros y clásicos de la ciudad, como Betsey Johnson, de ropa entre romántica y sexy, o April Cornell, que sirve limonada con galletas y vende vestidos floreados, además de ropa de cama. Kiehl's, la farmacia especializada en productos de belleza fundada hace 154 años y que fabrica sus propias cremas, ungüentos y champús, acaba de abrir una sucursal en esta avenida. La sede original se encuentra en el sur de Manhattan, en la Tercera Avenida del East Village, un barrio parecido al Upper West Side, aunque con un toque más hippie.

Las dos zonas comparten algunas de las tiendas más populares, entre ellas Urban Outfitters, una especie de Zara neoyorquina, es decir, con precios bajos, ropa que imita las últimas tendencias, pero más loca, abigarrada y moderna que la cadena española que, por cierto, también está presente en Manhattan, en los barrios más caros. Urban vende ropa entre rockera, romántica, sexy, alternativa y kitsch -u hortera, según los gustos-, zapatos dignos de Sarah Jessica Parker en Sexo en Nueva York, aunque cuatro veces más baratos que sus célebres Manolos, muebles y objetos de decoración muy originales --es uno de los mejores lugares para encontrar un buen regalo, sea una cortina de baño con el mapa del metro, un Bush para que juegue el perro o una lámpara setentera. Es una tienda con música demasiado alta, ropa revuelta y mucha diversión.

Posiblemente la variedad sea una de las claves que impulsa a la compra por toda la ciudad, siempre abierta. El mito de Nueva York como la ciudad que nunca duerme se cae enseguida en las noches de invierno helador, si se compara, por ejemplo, con Madrid. Sin embargo, aunque la vida nocturna es bastante más limitada de lo que anuncia el eslogan, lo cierto es que se puede comprar casi de todo durante todo el día y toda la noche. Las tiendas abiertas 24 horas son frecuentes y cualquier capricho es adquirible aunque ocurra a las cuatro de la madrugada. La otra característica es la flexibilidad y la libertad para el cliente. Los dependientes persiguen o presionan al visitante en muy pocas tiendas de Madison Avenue, una de las calles más caras del mundo (en el tramo del Upper East Side). Incluso en lugares intimidantes como Tiffany's, en la Quinta, la comodidad del cliente es regla comercial y así, además de visitar gratis los espléndidos baños de la joyería, se puede merodear con total tranquilidad.

En general, el dejar en paz al consumidor es la norma. Su realización más perfecta se cumple en la cadena de librerías Bames and Noble, diseminada por toda la ciudad y que tiene como costumbre sagrada respetar al cliente, por mucho que éste se pase horas leyendo libros y ojeando revistas que nunca compre. En las cafeterías de sus librerías (casi se podrían llamar bibliotecas), es habitual ver a lectores tomando apuntes de sus libros, trabajando con montañas de revistas, sin ni siquiera consumir un café. En una ocasión, un redactor del New York Times quiso averiguar hasta dónde llegaría la paciencia de los trabajadores del lugar: utilizó revistas y libros durante horas y hasta trajo su propia comida de casa. Nadie le dijo nada.

Por supuesto, no se trata de pura filantropía, ya que la idea es crear un espacio confortable donde el consumidor quiera estar y comprar. Eso se espera también en las tiendas del SoHo, donde el vaivén de paseantes es tan constante que los dependientes apenas se molestan en preguntar. En particular los fines de semanas (mejor evitarlos), las hordas de turistas y consumidores hacen casi inhabitables las calles de este barrio del sur de Manhattan, entre galerías de arte, tiendas de vintage, de zapatos con muchos ceros, de sombras de ojos multicolores, de todo a 10 dólares yde.casi todo a 1.000, de cafés lujosos y de mercadillos de zapatillas chinas y relojes falsos, justo donde cruza Canal Street, en Chinatown.

Aunque Broadway a esta altura suele estar más abarrotada, las direcciones más oríginales se encuentran al este y al oeste, en los bordes del barrio, en West Broadway, donde el despliegue de cuadros en las aceras es inigualable; y por las callejuelas donde comienza NotiTa, una zona cuyas siglas significan North oftittle Italy, el área italiana. Sus calles aún conservan el aspecto un poco deteriorado de los almacenes cerrados tan característico del SoHo antes de que los artistas recuperaran el barrio.

Por un momento, cerca de una iglesia rodeada de un muro de ladrillos rojos, el paseante parece encontrarse más en una ciudad europea que en una americana. Entre los árboles, se divisa el Empire State Bulding, que recuerda que esto sólo puede ser Manhattan.
El aspecto popular y entrañable del barrio se acaba cuando se mira las etiquetas de la ropa de diseño en sus tiendas. NotiTa es, sin duda, casi más caro que el SoHo, aunque la originalidad de sus comercios también garantiza el conseguir objetos únicos. La reina de la zona indie chic (chicindependiente) es, sin duda, Calypso, con cinco tiendas en el barrio que venden sus clásicas faldas atadas por detrás con un aire de siglo XIX para mujer, ropa infantil, para hombre, joyería y prendas rebajadas.

Para encontrar una combinación de librerías, mercadillos y tiendas alternativas no tan caras se puede subir en Manhattan hasta la calle 125, la parte de Harlem más de moda y animada los fines de semana, o abandonar la isla y cruzar a Brooklyn. Allí, Park Slope se ha convertido en el equivalente al Upper West o al Village, pero con precios más asequibles.

Sus mercadillos son un despliegue de colores y, pasando por la esquina que fotografiaba todos los días Auggie en Smoke (paul Auster, autor del guión de la película, vive en este barrio), se encuentran cafés donde se invita al cliente a pintar el mantel con ceras, tiendas de chales indios o librerias de viejo. Y, por supuesto, como en el resto de la ciudad, aparte de los mercadillos más establecidos, de antigüedades y muebles en patios de colegios o aparcamientos vacíos, cualquiera vende su colección de piezas del desván en la acera.

A lo largo de la Quinta o de Madison se encuentran los más clásicos manteros, con sus imitaciones de Prada o Louis Vuitton, sus pashminas y DVDs piratas. Sin embargo, la versión más habitual y más propia de la ciudad es la de la mesita plegable cubierta por libros viejos, muñecos de plástico, patines oxidados y aparatos difíciles de identificar que dan la impresión de que Nueva York debe ser la ciudad más ecológica del mundo, porque nada se tira. A algunos aún les quedan las chapas de las últimas elecciones, cuando la petición del voto o de fondos se unía a la venta ambulante en perfecta armonía.

En una ciudad tan política y demócrata como Nueva York, la resistencia contra su nuevo Gobierno aún no ha terminado. De hecho, hasta se combina con las compras, porque un grupo de demócratas ha distribuido una lista de a quién donan su dinero las grandes cadenas. Pero hasta ahora, ni crisis económica, ni tempestades, ni el ll-S han detenido la furia consumista en la ciudad.

Después de todo, en la ciudad de. Wall Street, la inversión más apreciada suele ser la que expresa Sarah Jessica Parker interpretando a la orgullosamente neoyorquina Carrie Bradshaw (el personaje creado por una periodista del New York Observer que escribía una columna llamada Sex and the Cityen los 90): «Me gusta tener mi dinero donde pueda verlo: colgando en.mi armario».

DIEZ TIENDAS IMPRESCINDIBLES

1 Calypso. Es la reina del estilo indie chic en NoLiTa, el área italiana de la ciudad. Vende ropa de mujer, hombre y niño, zapatos y joyeria. También está presente en el Upper East Side y en el Meatpacking District, pero las más características son las localidades de este barrio junto al SoHo. En la ciudad cuentan con distintos locales: 280 y 252 de Mott Street y en los números 405, 424 Y 426 de Broome Street.

2 Urban Outfitters. Es la versión neoyorquina de Zara, con ropa de mujer y hombre, zapatos, muebles, regalos y libros, todo muy moderno y a buenos precios. Las más completas en Nueva York de la cadena están en el Upper West Side y el Village. En el 2081 Broadway (con la calle 72) y en el 162 2nd Avenue (entre las calles 10 y 11).

3 Antropologie. Una enorme nave de techos altos, al más puro estilo SoHo, con ropa de mujer, regalos, joyería y objetos de decoración. La dirección: 375 West Broadway (entre Spring y Broome).

4 Blomingdsle's del SoHo. Aunque la sede central de este clásico de los grandes almacenes neoyorquinos permanece en Lexington con la calle 59 (el mítico Bloomies), una versión más juvenil y moderna se inauguró en el SoHo hace unos meses. Se encuentra en el 504 Broadway (entre Spring y Broome).
I
5 Murder Ink. La librería es un templo alternativo de libros de misterio y de Nueva York, en particular, aunque se puede encontrar de todo (mientras el perro de la tienda, de humor cambiante, lo permita). Podéis encontrada en el 2486 Broadway (entre las calles 92 y 93).

6 Cummunity Bookstore and Café. Es la librería independiente por antonomasia donde encontrar bestsellersy primeras ediciones, con café y actividades literarias y políticas incluidas. En Park Slope, el barrio de moda en Brooklyn. Exactamente en el 143 7th A venue (con Carroll Street, Brooklyn).

7 B&H. El supermercado de la fotografía y la electrónica, junto al Madison Square Garden, merece la pena por los precios y por la peculiaridad de los dependientes, la mayoría judíos ortodoxos, con trenzas incluidas. La dirección: 420 9th Avenue (esquina con la 34).

8 Kiehlts. La farmacia de belleza fundada en 1851 (una verdadera antigüedad para Nueva York) vende remedios para todo y fabrica sus propias cremas, ungüentos y champús a precios más asequibles que las grandes marcas internacionales. Está ubica,da en el 109 3rd Avenue (entre las calles 13 y 14) Y en el 150 Columbus Avenue (entre las calles 0'67). . .' .

9 MOMA Store. No se trata de una tienda de recuerdos y pósters de museo en sentido tradicional, sino que está especializada en los mejores objetos de decoración y los inventos más originales e ingeniosos de diseño. Se encuentra en 81 Spring, en el SoHo, o 44 W 53 Street, junto al Museo de Arte Moderno, con su nuevo edificio inaugurado tras la reestructuración.

10 Manny's. Es el imperio musical desde los años 30. Todos los instrumentos posibles y más se pueden encontrar aquí, junto a Times Square, en la calle musical, donde abundan las tiendas de guitarras y tambores. Su sede está en el 156 W 48
(entre la Sexta y la Séptima Avenida).

CONSEJOS

- CUIDADO CON LOS IMPUESTOS. En Estados Unidos, las tiendas tienen la costumbre de no incluir las tasas en el precio indicado en la etiqueta. No porque el consumidor tenga la opción de no pagarlas, sino para subrayar lo que se lleva el malvado Estado. En el caso de Nueva York, los impuestos sobre ventas son del 8,25%. En una cantidad elevada. la diferencia es notable y, a la hora de ir a pagar, el cliente desprevenido se puede llevar un buen susto si no tiene en cuenta este extra.

- ViVA EL EURO. Los turistas de la zona euro están de suerte ya que la moneda única está en sus niveles de apreciación récord respecto al dólar, con lo que las compras este año saldrán considerablemente más baratas.

- AHORRAR PARA COMPRAR. Para poder permitirse los suculentos rega. los a elevados precios, Nueva York ofrece muchas posibilidades de ahorro. Entre ellas, coger el metro, más seguro y eficaz de lo que anuncian las leyendas metropolitanas (una 'metrocard' de 12 viajes, el equivalente al metrobus, cuesta 10 dólares). O cenar en Gray's Papaya por 2,75 dólares, con derecho a dos perritos y un zumo natural u otra bebida.

-EVITAR TIMES SQUARE. Aunque no viene mal una visita para recordar 'Blade Runner', las mejores compras y las más neoyorquinas se hacen en barrios tranquilos, como el Upper West Side, el Village, el Meatpacking District o Chelsea, en Manhattan, o Park Slope y Carrol Gardens, en Brooklyn.

- PLACERES NAVIDEÑOS GRATUITOS. Durante toda la temporada, se puede ver el gran árbol del Rockefeller Center -mientras se contempla a los patinadores-, o el del Lincoln Center, o el de la Paz, cubierto de mensajes, en la catedral St. John the Divine, en Amsterdam Avenue con la calle 110. A la altura de la calle 60, las nuevas torres gemelas de Time Warner en Columbus Circle ofrecen también otro espectáculo con un juego de luces noc. turno. La cima del Empire State Bulding, cuya iluminación cambia cada noche según la ocasión, brilla verde y roja estas semanas. Si no nieva, se puede admirar el copo gigante colocado en la calle 57 con la Quinta Avenida.

- SESIONES CULTURALES EXTRA. El museo Metropolitan organiza un ciclo especial de conciertos, además de un 'show' barroco, el Radio City Mu. sic Hall celebra su tradicional espec. táculo navideño, el zoo del Bronxofrece un paseo en un tren 'Polar Express' y el New York City Ballet ofrece una serie extraordinaria con la representación de 'El Cascanueces'.

Fuente: El mundo (suplemento viajes)

TIENDAS A VISITAR

Ropa
Antigüedades Peluquerias
Moda Complementos Divertidas
Deportivas Outlets Elegantes
Raras Étnicas  

Tiendas de Ropa

Encore. en Madison
La ropa más chic está a unos precios escandalosamente bajos.

Allan & Suzi. en Amsterdan Ave

Tatiana. en Lexington Ave, una boutique ‘outlet’.

Canal Jeans. Dónde están las mejores marcas de vaqueros a precios ‘razonablemente’ baratos. Canal Jeans era el centro del universo de Soho antes de que existiera un Soho. Aunque se movieron uptown desde su localización de 718 Broadway, siguen siendo el lugar a ir cuando usted necesita ponerse algo del Soho en su estilo. 718 Broadway (Astor Pl.-E. 4to St.), 212-226-3663. 

Tiendas de Antigüedades

El mercadillo de Annex Flea Market, que se celebra los fines de semana, reúne a centenares de vendedores de joyas antiguas, arte y muebles de todos los precios. En definitiva, ahora que existe paridad entre el dólar y el euro, es la mejor ocasión para marchar a Nueva York y comprar lo que se nos antoje, siempre y cuando esté a buen precio.

Chelsea Antiques Building.110 West 25 St
Una de las direcciones más visitadas por los decoradores: son doce plantas llenas de objetos, de plata, pinturas, joyas y detalles exóticos.

Tiendas de Moda. Diseños a la última

Nolita, SoHo y Lower East Side. Los diseñadores más vanguardistas han encontrado un refugio para vender sus pequeñas producciones, marcadas por un esmerado diseño, en estos tres barrios neoyorquinos. Y, como las rebajas duran hasta marzo, es el momento de comprar.

Moda en Nolita
Tracy Feith. Acaba de abrir sus puertas, mostrando la moda de este diseñador texano: vestidos con mucha caída y en tejidos finos, faldas hasta la rodilla que acaban en unas ligeras ondas... Las dependientas son tan fashion que se pasean por el local descalzas en pleno invierno. 209 Mulberry St. (212) 334 30 97.

Hedra Prue. Algunas de las firmas más populares entre los jóvenes más a la última y con más dólares de la ciudad: Penelope Star o People Used to Dream About the Future. La época de rebajas es un buen momento para visitarla. 281 Mott St. Entre Prince y Houston. (212) 529 73 24.

Jade. Forma parte de una cadena de tiendas francesas caracterizadas por tener mucho estilo. Esta boutique ofrece una moda con una clara inspiración oriental. 280 Mulberry Street. (212) 925 65 44.

Language. Si no conoce todavía la moda brasileña, esta tienda le brinda una oportunidad. También hay firmas francesas, británicas, alemanas, italianas y estadounidenses. Sus descuentos le permitirán llevarse uno de sus originales abrigos. 238 Mulberry Street. (212) 431 55 66.

Moda en Lower east side
Daryl K. Una de las marcas de ropa americana con más estilo. Diseño muy sencillo y tonos más bien sobrios consiguen que los jóvenes universitarios se vuelvan elegantes. 21 Bond St. (212) 777 06 80. Los restos de temporada se pueden adquirir a buen precio en 208 East 6 St. (212) 475 12 55.

Rebecca Danenberg. Sus chaquetas de punto con capucha causan verdadero furor en la calle. Su línea es más femenina y menos sobria que la del resto de las firmas americanas. 333 East 9 Street. (212) 529 84 83.

Blue. Especializada en trajes de novia y de noche, con esta diseñadora no tendrá que esforzase para explicarle lo que busca: entiende español perfectamente. Aunque el local no tenga una cuidada decoración, no se deje llevar por las apariencias porque sus trajes son solicitados por muchas modelos. 125 St. Marks. (212) 228 77 44.

Nova USA. El antes estilista Tony Melillo se lanzó al mundo del diseño y creó una línea destinada al hombre. Ropa muy sencilla, con cierto estilo, aunque no ofrece una gran variedad de modelos. 100 Stanton St, con Ludlow St. (212) 228 68 44.

TG-170. Uno de los primeros locales que abrieron en el Lower East Side. En seis años, se ha convertido en una tienda imprescindible para cualquier neoyorquina que quiere estar al día. Pagar la mitad de precio por un diseño de Katayone Adeli es el mejor regalo. 170 Ludlow Street. (212) 995 86 60. www.tg170.com

Xuly Bët. La tienda más moderna: el que no quiera estar a la última, que no se moleste en visitarla. La ropa, de licra y llena de pespuntes, reproduce las ideas de un diseñador francés nacido en Malí. Con el dependiente practicará español, pues aunque sólo habla francés e inglés, le interesa aprender nuevos tacos. 189 Orchard Street. (212) 982 54 37.

Moda en Soho
Detour. Amplio local en el que hay una buena selección de firmas italianas, alemanas, francesas y estadounidenses. A sólo unas manzanas está la tienda de hombre. 472 West Brodway. (212) 979 63 15. 425 West Brodway. (212) 219 26 92.

Anna Sui. La ropa de esta diseñadora americana, hija de emigrantes chinos, no es muy conocida en España, pero en Nueva York cuenta con muchos seguidores. Sus diseños, que desprenden cierto aire infantil, tienen mucho gusto. 113 Greene Street. (212) 941 84 06.

Vivienne Tam. En un espacio amplísimo, decorado con madera negra y grandes cortinas blancas, podrá probarse unos diseños que han sabido unir el estilo oriental con el occidental. Sus abrigos y chaquetas son lo mejor. 99 Green Street. (212) 966 23 98.

Catherine. Este local francés es el colmo de la exquisitez. Si lo visita una víspera de fiesta, un dependiente último modelo, perfectamente vestido y con una encantadora sonrisa, le ofrecerá una copa de champaña mientras usted mira la colección. Su ropa resulta muy sexy y está llena de color. 468 Broome St. con Green St. (212) 925 67 65.

Tocca. El color de sus vestidos contrasta con la sobriedad de la ropa neoyorquina. Sus diseños, llenos de encanto, mezclan con estilo los tejidos más festivos con los jerseys de lana. Merece la pena visitarla en rebajas. Entre sus clientes, Julia Roberts y Helena Christiansen. 161 Mercer Street. (212) 343 39 12.

Tiendas de Complementos

Bond 07. Tienda francesa con amplia selección de accesorios: gafas, bisutería, bolsos... exquisitos. También ropa muy colorida. 07 Bond Street. (212) 677 84 87.

Jamin Puech. Se pueden adquirir unos bolsos muy originales hechos con trozos de tela. También tiene bisutería, ropa y cuellos de plumas en distintos colores para colocar sobre abrigos o chaquetas. 252 Mott Street. (212) 334 97 30.

Kate Spade. Sus bolsos son los favoritos de la mayoría de las jóvenes que se mueven en Upper East Side, el barrio más pijo de Manhattan. El más buscado es el de leopardo. 454 Broome Street. (212) 274 19 91.

Otto Tootsi Plohound. Es la tienda de zapatos que más modelos diferentes reúne en un solo local: italianos, franceses e incluso alguno español, como los diseñados por Dorotea para Toni Miró. Su variedad la convierte en interesante. 413 West Broadway. (212) 925 89 31.

Free Lance. Puede elegir entre todos los modelos de esta marca francesa de zapatos, que cada temporada sorprende con una atrevida colección. Conseguir un diseño al 50% es para no pensárselo. 155 Spring Street. (212) 965 92 31.

Tiendas Deportivas

The NBA Store. Quinta Av. Esq. 52
Es la tienda que ha abierto recientemente la Asociación Nacional de Baloncesto para vender todo tipo de artículos relacionados con este deporte.
Niketown. Nueva York es el paraíso de las zapatillas, no vuelva sin unas. Esta tienda Nike, la favorita de los americanos, es la apuesta más segura para buenos diseños. 6 East Street. (212) 891 64 53.
También podrá encontrar una buena oferta en las tiendas de Broadway entre la 8 St. y Spring. La última moda son las New Balance en colores chillones: naranja, verde...

Peluquerias

Bumble & Bumble. La más trendy. Los viernes y sábados es imposible concertar una cita, por eso el mejor día es el lunes por la mañana. Podrá comprar productos especializados para cuidar el cabello. 146 East 56 Street. (212) 521 65 00.

Parlor. En este pequeño local se sentirá como en casa. No hay aglomeraciones y le tratarán con delicadeza. Su dueña, Gwen LeMoine Sabahi, cree que un buen corte de pelo se basa en la comunicación entre estilista y cliente, por eso reserva una hora para cada cita. Nunca hay prisas y LeMoine siempre estará atenta a sus sugerencias. La calidad de su trabajo llegó hasta los oídos de Cindy Crawford. En marzo se mudarán a otro local más elegante, con cierto aire francés. 443 East 9 Street. (212) 673 55 20.

Tiendas Raras

The science fiction shop.163 Bleecker St. Tlf. 473 30 10
Para adictos a la ciencia ficción y a los relatos de los sobrenatural. Incluso buscan ediciones agotadas.

The Cockpit.595 Broadway. Tlf. 925 54 55
Se puede encontrar desde un paracaídas hasta un casco de piloto de combate, pero lo más solicitado son las buenas cazadoras de cuero para "vuelos de altura".

Back Issue Magazine Centre.1133 Broadway Av. Tlf. 929 52 55
Terrible lugar para los fanáticos de las revistas llenas de sabor, polvo e historia. Time, Life o Cosmopolitan son verdaderas joyas decorativas a precios irrisorios.

American Map Corporation.45-35, 54th Rd. Tlf. 784 00 55
Con un magnífico fondo de mapas, diccionarios especializados, toda clase de cartografía y guías de viajes. Además hay catálogos de todo el mundo y se envía por correo la mercancía a cualquier país.

Tiendas Divertidas

Abracadabra Superstore. 19 W. 21st St. (5-6 Aves.) 212-627-5194.

La gran tienda americana de los disfraces, de las bromas, regalos y gadgets. ¡Sobre 100.000 artículos incluyendo millares de trajes y de máscaras, magia, efectos especiales, maquillajes, disfraces, sombreros... es como Halloween durante todo el año! Es el lugar perfecto para ese regalo único para los días de fiesta, los cumpleaños y más. Todos hacen compras aquí incluyendo celebridades como Roberto DeNiro, Michael Jackson y al Pacino.
La tienda fue criticada, pero su visita es obligada. ¿No vale la pena visitar un sitio donde se pueden comprar huesos de animales o un esqueleto humano?

Fao Schwarz.767 Fifth Ave. Tlf. 644 94 00
Aquí hay juguetes de todo el mundo y con una variedad sorprendente. Los padres ven en sus hijos una buena excusa para ver los juguetes que ellos sueñan con tener.

Coca Cola Shop.720, 5th Avenue. Tlf. 418 92 61
Vende cualquier cosa que tenga que ver con esta bebida, desde una camiseta a una botella de dimensiones excepcionales.

Tiendas de Descuentos (Outlets)

Klein & Klein Let's Schmooz.317 Grand St. Tlf 925 63 63.
Tienda de descuentos especializada en bolsos y artículos de viaje entre los que se pueden encontrar grandes marcas como Givenchy y Pierre Balmain.

Burlington Coat Factory.45 Park Pl. Tlf. 571 26 30
Un establecimiento famoso en la oferta de precios reducidos, especializado en abrigos y prendas de abrigo, pero también con otros departamentos como el de calzado, también recomendable.

Tiendas Elegantes

Brooks Brothers.346 Madison Av. Tlf. 682 88 00
En esta tienda se visten los más clásicos, entre ellos muchos personajes famosos de la ciudad. Es elitista como sastrería y acaba de añadir un piso a su almacén central e inaugurado nueva tienda en la Quinta Avenida esquina con la 52.

Calvin Klein.654 Madison Av con 60 th
Una dirección ya imprescindible para una visita de compras a Nueva York.

Polo Ralph Lauren.867 Madison Avenue. Tlf. 606 21 00
El caballo más copiado del mundo guarda en su tienda original la elegancia que lleva asociada la marca. Una chimenea pone una agradable sensación de hogar.

Alexandros Furs.130 W. con Av. Americas
Dicen que el peletero más caro de la ciudad, pero también uno de los mejores del mundo.

Tiffany & CO. 727 Fifth Av. Tlf. 605 46 96
El nombre y el sitio es todo un mito, convertida hoy casi en un supermercado de joyas para los clientes árabes.

Tiendas Étnicas

Things Japanese.127 E. 60 th. St. Tlf. 371 46 61
La imágenes japonesas de los siglos XVIII Y XIX tienen una magia difícil de igualar; Aquí podemos estar asegurados de la autenticidad de las piezas.

The Museum for African Art.593 Broadway. Tlf. 966 13 13
Centro de cultura africana que además vende y distribuye productos del continente.